Home Análisis Macroeconómico Análisis de Indicadores
Análisis de los Indicadores Macroeconómicos
© Daniel Carrasco


En este apartado vamos a comentar varios aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de examinar un indicador económico. En el análisis de un indicador económico resulta muy importante:
  • Interpretar correctamente la información que nos proporciona.
  • Intuir en qué medida su comportamiento puede influir en la evolución de los mercados financieros.
A continuación estudiaremos diferentes elementos relacionados con estos dos puntos.





Índice:
2.1. Indicadores de crecimiento económico y de precios.
2.2. Indicadores coincidentes e indicadores adelantados.
2.3. Factores que distorsionan un indicador económico.
      2.3.1. Factores estacionales.
      2.3.2. Factores excepcionales.
      2.3.3. Factores volátiles.
2.4. Aspectos relacionados con el factor tiempo.
      2.4.1. Periodicidad.
      2.4.2. Momento de la publicación.
      2.4.3. Datos preliminares y datos finales.
2.5. Indicadores en niveles y en tasas de crecimiento.
2.6. Previsiones del mercado.
2.7. Principales conclusiones de este segundo apartado.

2.1. Indicadores de crecimiento económico y de precios.
En primer lugar, hay que distinguir si se trata de un indicador de crecimiento económico o un indicador de precios.

Esta distinción, aunque trivial, es importante, ya que hay momentos en los que el mercado se muestra más sensible a los datos de crecimiento económico y otros momentos en los que los datos de inflación son seguidos con mayor atención.

Seguidamente, pasamos a describir dos situaciones hipotéticas para ilustrar lo comentado en las líneas previas.

Situación 1 : Una economía se encuentra en su fase inicial de recuperación y la inflación se encuentra contenida.

En esta primera situación, el mercado seguirá muy de cerca los indicadores de actividad, porque son los que nos van a indicar si se consolida o no la incipiente recuperación económica.

Situación 2 : Una economía está creciendo de forma importante y hay peligro de recalentamiento, es decir, de que los precios repunten de manera significativa.

En esta segunda situación, el mercado prestará especial atención a los datos de inflación para confirmar si ésta acaba situándose en niveles preocupantes o no.

Cuadro 2: Algunos ejemplos de indicadores de crecimiento económico y de precios.
Cuadro 2: Algunos ejemplos de indicadores de crecimiento económico y de precios.
Volver al índice
2.2. Indicadores coincidentes e indicadores adelantados.
En segundo lugar, hay que distinguir si se trata de un indicador coincidente o de un indicador que se adelanta al comportamiento de la actividad económica o de los precios.

En este apartado, vamos a centrarnos en los indicadores de crecimiento económico para explicar la diferencia entre un indicador coincidente y un indicador adelantado. Pero se puede hacer un análisis equivalente considerando los datos de precios.

Los indicadores coincidentes de actividad nos proporcionan información sobre la situación actual de la economía. Se trata de indicadores que se mueven al mismo tiempo que el ciclo económico, esto es, que el PIB.

En el gráfico 4 se observa cómo la producción industrial de la zona euro es un indicador coincidente del PIB. La serie de producción industrial no sólo se mueve en la misma dirección que el PIB, sino que también se mueve al mismo tiempo. Los fondos y los picos de cada una de las series coinciden en el tiempo.

Gráfico 4: Evolución del PIB y de la producción industrial de la zona euro.
Gráfico 4: Evolución del PIB y de la producción industrial de la zona euro.

Los indicadores adelantados de actividad nos proporcionan información sobre cómo puede comportarse la economía en los próximos meses. Se trata de indicadores que se anticipan al ciclo económico, esto es, al PIB.
Gráfico 5: Evolución del PIB y del índice de indicadores adelantados elaborado por la OCDE para la zona euro.
Gráfico 5: Evolución del PIB y del índice de indicadores adelantados elaborado por la OCDE para la zona euro.

En el gráfico 5 se aprecia cómo el índice de indicadores adelantados publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para la zona euro es un indicador adelantado del PIB. La serie de este indicador de la OCDE nos anticipa el comportamiento futuro del PIB. Los indicadores adelantados suelen construirse a partir de índices que recogen la confianza de las empresas y de los consumidores. Estos índices pretenden, en última instancia, desvelar el comportamiento futuro de la inversión y del consumo, respectivamente.

En el caso de las empresas, las preguntas están relacionadas con sus perspectivas respecto a la producción, la contratación de nuevo personal, los inventarios, etc.

En el caso de los consumidores, las preguntas están relacionadas con sus perspectivas respecto al empleo, su renta, etc.
Volver al índice
2.3. Factores que distorsionan un indicador económico.
Existen factores que pueden distorsionar el comportamiento de un indicador económico y esto puede llevarnos a extraer conclusiones precipitadas y erróneas sobre la situación en la que realmente se encuentra una determinada economía.

Estos factores los podemos clasificar en tres categorías:

  • Factores estacionales: aquellos que se repiten de forma regular en el tiempo.
  • Factores excepcionales: aquellos que tienen lugar de forma puntual en el tiempo.
  • Factores volátiles: aquellos que ocasionan importantes oscilaciones en la serie de un indicador económico.


A continuación, vamos a ilustrar con un ejemplo cada uno de estos aspectos.

Volver al índice
2.3.1. Factores estacionales.
Evolución de la tasa de paro en España.
Gráfico 6: Evolución de la tasa de paro en España.
Gráfico 6: Evolución de la tasa de paro en España.

En el gráfico 6 se observa que la tasa de paro de España mantuvo una tendencia decreciente en la década de los noventa. En los últimos años, esta tendencia se ha detenido y la tasa de desempleo se ha estabilizado alrededor del 9% de la población activa. En este apartado, sin embargo, no se pretende centrar la atención en el comportamiento tendencial de la serie de desempleo. El interés se quiere centrar en el hecho de que, año tras año, se repite el mismo patrón de comportamiento:

La tasa de paro siempre retrocede en el mes de agosto (flechas del gráfico). La tasa de paro siempre retrocede en el mes de diciembre.

Este hecho, sin embargo, no tiene nada que ver con si el mercado laboral español está mostrando un buen o un mal comportamiento. Simplemente: La caída de la tasa de paro en agosto se explica por el “efecto vendedor de helados”. La caída de la tasa de paro en diciembre se explica por el “efecto Papa-Noel”.


"Efecto vendedor de helados":
En agosto, España recibe muchos turistas y para satisfacer adecuadamente las necesidades de los mismos, los hoteles, restaurantes, puestos de helados, etc. contratan a más personal. Por lo tanto, agosto suele ser un mes en el que disminuye la tasa de paro en España.

"Efecto Papa-Noel":
En diciembre llega la Navidad y es una época de regalos y de compras. En estas circunstancias, las tiendas contratan a más personal para hacer frente a esta mayor afluencia de gente a sus establecimientos. Por lo tanto, en diciembre suele disminuir la tasa de paro en España.

En conclusión, el hecho que la tasa de paro española retroceda en agosto o en diciembre, a priori, no nos proporciona mucha información sobre si la sitaución del mercado laboral español está mejorando o no. Esto es así porque son meses en los que, tradicionalmente, con independencia de la tendencia de fondo de la tasa de paro, hay menos desempleo que en el resto del año.

Por lo tanto, para saber lo que realmente está sucediendo en el mercado laboral español, deberíamos disponer de esta serie limpia del “efecto vendedor de helados” y del “efecto Papa-Noel”.

Este problema de estacionalidad se presenta en muchos otros indicadores económicos. Para evitar extraer conclusiones equivocadas conviene centrarse en los datos corregidos de estacionalidad, que son, precisamente, en los que el mercado centra también su atención.
Volver al índice
2.3.2. Factores excepcionales.
Evolución de los inventarios empresariales en Estados Unidos.
Gráfico 7: Evolución de los inventarios empresariales en Estados Unidos.
Gráfico 7: Evolución de los inventarios empresariales en Estados Unidos.
En el gráfico 7 se observa cómo a finales de 1999 (flecha del gráfico) se produce un incremento relativamente importante de los inventarios empresariales en Estados Unidos. Sin información adicional, uno podría empezar a extraer conclusiones como las siguientes:

  • Las empresas están acumulando inventarios debido a que las ventas están reduciéndose y, en consecuencia, los productos fabricados por las empresas se quedan en los almacenes.
  • Las empresas están acumulando inventarios en respuesta a unas mayores expectativas de ventas futuras. Etc.


En realidad, sin embargo, el repunte de los inventarios empresariales a finales de 1999 se explica por un factor puntual que nada tenía que ver con la sitaución económica del momento. Este factor no era otro que la incertidumbre existente ante la llegada del año 2000. En esta sitaución, las empresas, como medida de precaución respecto a lo que podía suceder con la llegada del nuevo milenio, decidieron acumular inventarios. De no tener en cuenta este acontecimiento, uno podría haber extraído una conclusión equivocada sobre lo que estaba sucediendo en la economía.

Otros factores que, con carácter puntual, pueden influir en el comportamiento de un indicador económico son terremotos, inundaciones, huelgas generales, etc. Por lo tanto, en la lectura de un indicador económico es importante observar si hay “factores excepcionales” detrás de su comportamiento. De ser así, hay que ser muy prudente a la hora de extraer conclusiones sobre la realidad económica a partir de ese dato.

Volver al índice
2.3.3. Factores volátiles.
Evolución de los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos.
Gráfico 8: Evolución de los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos.
Gráfico 8: Evolución de los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos.

En el gráfico 8 se observa cómo la serie de los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos es muy volátil:

  • Hay meses en los que los pedidos de bienes duraderos repuntan de forma significativa respecto al mes anterior (primera flecha del gráfico: un crecimiento superior al 15%).
  • Hay meses en los que los pedidos de bienes duraderos retroceden de forma significativa respecto al mes anterior (segunda flecha del gráfico: un retroceso superior al 10%).


En este contexto, uno puede extraer pocas conclusiones sobre lo que realmente está sucediendo en la economía estadounidense a partir de dicho dato. Lo primero que hay que hacer es entender el motivo de la volatilidad. En el ejemplo, la serie de pedidos de bienes duraderos es volátil porque dentro del índice se encuentra la partida de pedidos de aviones. El mes en que se produce un pedido de aviones el dato repunta de forma importante y si al mes siguiente no hay pedido de aviones el dato retrocede significativamente. Por lo tanto, para saber lo que realmente está sucediendo en la economía, deberíamos disponer de una serie limpia del efecto provocado por los pedidos de aviones.

Otro ejemplo relacionado con la volatilidad, lo encontramos en las series de precios. En muchas ocasiones, en la prensa económica se lee: "El índice general del IPC ha repuntado un... , mientras que el índice subyacente del IPC... ".
La diferencia entre un índice y el otro radica en que del índice subyacente se excluyen elementos que aportan volatilidad a la serie. En particular, en el índice subyacente se prescinde del precio de la energía y del precio de los alimentos no elaborados.

  • Los precios de la energía, y en particular los del petróleo, pueden mostrar una importante volatilidad, debido a que su comportamiento se ve influido por aspectos como la política de producción de la OPEP o las tensiones geopolíticas en Oriente Medio.
  • Los precios de los alimentos no elaborados pueden presentar un comportamiento volátil debido a la gran dependencia que tiene el sector agrícola de las condiciones climatológicas.


En conclusión, la volatilidad de las series puede aportar información engañosa sobre la realidad económica. De esta forma, los indicadores que suelen ser volátiles tienen un impacto limitado en los diferentes mercados financieros.
Volver al índice
2.4. Aspectos relacionados con el factor tiempo.
El factor tiempo resulta importante a la hora de calibrar el impacto que un indicador económico puede llegar a tener en los mercados financieros. En este apartado hablaremos de tres cuestiones:

  • Periodicidad.
  • Momento de la publicación.
  • Datos preliminares y datos finales.

Volver al índice
2.4.1. Periodicidad.
Los indicadores económicos se publican con distinta periodicidad. Hay datos que se dan a conocer semanalmente, otros mensualmente y otros trimestralmente. Los indicadores semanales acostumbran a tener un impacto limitado en los mercados financieros dado que suelen presentar bastante volatilidad. Una forma de contrarrestar la volatilidad de estos datos es construir una serie alternativa con la media móvil de las cuatro últimas semanas.

El indicador trimestral por excelencia es el PIB que, como ya hemos comentado, representa la medida básica de la actividad económica de un país. El problema con este indicador es, precisamente, que se da a conocer cada tres meses.

Como hemos visto anteriormente, existen otros indicadores, como la producción industrial, que de forma mensual nos informan sobre lo que está sucediendo en la economía y esa información va quedando recogida en el precio de los distintos activos financieros. El mercado no espera a que se publique el PIB para reaccionar, lo que significa que, cuando éste se da a conocer, el impacto sobre el mercado es más limitado.
Volver al índice
2.4.2. Momento de la publicación.
Otro elemento a tener en cuenta es el espacio de tiempo existente entre cuándo se publica un indicador económico y el momento del tiempo al que se refiere ese indicador.

Ejemplo: Estamos en el mes de mayo y se da a conocer el dato de precios de importación de Alemania del mes de febrero. En este caso, han transcurrido tres meses entre el momento de la publicación y el mes al que se refiere ese indicador.

El mercado prestará poca atención a aquellos indicadores económicos que proporcionen una información muy desfasada en el tiempo. Seguramente, existirán indicadores alternativos que nos ofrezcan una información similar, pero más reciente, sobre la realidad económica y será en ellos en los que se fije el mercado.

Volver al índice
2.4.3. Datos preliminares y datos finales.
En ocasiones, se lee en la prensa económica "El dato preliminar del PIB de Estados Unidos del primer trimestre ha mostrado un crecimiento del..." y al cabo de unos días se puede leer "El dato final del PIB de Estados Unidos del primer trimestre ha crecido...". En algunos casos, se publica primero el dato preliminar de un indicador económico y al cabo de un tiempo se da a conocer el dato final. Mientras el dato preliminar se elabora considerando solamente una parte de la muestra, en el dato final se tiene en cuenta toda la muestra. Por lo tanto, pueden existir diferencias entre uno y otro.

El interés del dato preliminar radica en que nos proporciona información muy reciente sobre el comportamiento de la economía, con escaso tiempo de diferencia entre cuándo se publica el indicador y el momento del tiempo al que se refiere ese indicador. Por lo tanto, la publicación del dato final de un indicador económico acostumbra a tener un impacto limitado en los mercados financieros, dado que éstos ya han reaccionado al conocerse el dato preliminar.
Volver al índice
2.5. Indicadores en niveles y en tasas de crecimiento.
Otro aspecto a considerar, a la hora de analizar un indicador económico, es la forma en que se nos presenta la información sobre el mismo. En este sentido, podemos distinguir, básicamente, entre indicadores en niveles e indicadores en tasas de crecimiento.

Indicadores en niveles: Los índices que reflejan la confianza de los empresarios (IFO alemán, ISM estadounidense, Tankan japonés,. . . ) y la confianza de los consumidores son el tipo de indicadores que suelen presentarse en niveles. La importancia de los indicadores económicos en los mercados financieros

En algunas ocasiones, el nivel, en sí mismo, no nos proporciona ningún tipo de información a priori. En estos casos, hay que compararlo con el nivel de los meses previos y analizar la historia de la serie para saber en qué medida el dato conocido ha sido positivo o no.

En otras ocasiones, sin embargo, el nivel, en sí mismo, puede proporcionarnos información sobre lo que está pasando en la economía. En este sentido, el indicador de confianza empresarial ISM de Estados Unidos (anteriormente llamado NAPM) si muestra un nivel superior a 50 es indicativo de expansión económica y si muestra un nivel inferior a 50 es indicativo de una sitaución contractiva.

El hecho de que el nivel, en sí mismo, nos proporcione información en el caso de algunos datos y no en el de otros, responde a que este tipo de indicadores puede construirse de muy diferentes maneras. Una posible forma de construir un índice de confianza es, por ejemplo, restando del número de individuos que se muestra optimista sobre la sitaución futura de la economía, el número de individuos que se muestra pesimista. De esta forma, si el índice de confianza muestra un valor positivo, significa que hay más individuos optimistas que pesimistas, y lo contrario si el valor es negativo.

Gráfico 9: Evolución de la confianza del consumidor en Estados Unidos.
Gráfico 9: Evolución de la confianza del consumidor en Estados Unidos.

Gráfico 10: Evolución de la confianza del consumidor y el consumo privado en Estados Unidos.
Gráfico 10: Evolución de la confianza del consumidor y el consumo privado en Estados Unidos.

Indicadores en tasas de crecimiento: Otros indicadores, como la producción industrial o el IPC, se nos presentan en tasas de crecimiento.

A continuación, se especifican los diferentes tipos de tasas de crecimiento, en función de la periodicidad con la que se da a conocer un indicador económico.

En datos que se publican trimestralmente:

  • Tasa de crecimiento trimestral : compara el dato de un trimestre con el del trimestre anterior.
  • Tasa de crecimiento anual : compara el dato de un trimestre con el del mismo trimestre del año anterior.


En datos que se publican mensualmente:

  • Tasa de crecimiento mensual : compara el dato de un mes con el del mes anterior.
  • Tasa de crecimiento anual : compara el dato de un mes con el del mismo mes del año anterior.


Gráfico 11: Evolución de la producción industrial en Alemania en tasas de crecimiento mensuales y anuales.
Gráfico 11: Evolución de la producción industrial en Alemania en tasas de crecimiento mensuales y anuales.

En el gráfico 11 se observa la evolución de la producción industrial de Alemania, un indicador que se publica con periodicidad mensual. Del gráfico, se pueden extraer, básicamente, dos conclusiones:
  • Para observar el comportamiento tendencial de una serie debemos fijarnos en la tasa de crecimiento anual.
  • La serie en tasa de crecimiento mensual es más volátil. Al comparar un mes con el anterior, elementos como el número de días laborables, diferentes épocas del año, etc. pueden provocar cambios importantes de un mes a otro.
Volver al índice
2.6. Previsiones del mercado.
El último aspecto a comentar en este apartado tiene que ver con las previsiones del mercado sobre los indicadores económicos que se van a publicar. Los agentes económicos conocen con precisión la fecha y, en la mayoría de casos, la hora a la que se conocerán los distintos indicadores económicos en las distintas áreas geográficas. Es una información que se suele hacer pública con suficiente antelación.

Antes de darse a conocer un dato, las distintas casas de análisis económico y brokers hacen previsiones sobre el comportamiento que esperan que muestre el mismo. A partir de ahí, se obtiene un valor medio, el cual representa un valor de consenso o el valor esperado por el mercado.

Cuando se publica el dato económico, el mercado reacciona y esta reacción será más importante cuanto mayor sea la diferencia entre lo esperado por el mercado y lo que acaba sucediendo. Esto es así ya que esta diferencia representa una información que no está recogida en el precio de los diferentes activos financieros.

En el gráfico 12 se aprecia la evolución del tipo de interés de la deuda pública a diez años en Estados Unidos durante una semana de febrero de 2001. Cada línea vertical gruesa separa un día de cotización del siguiente. Vamos a centrar la atención solamente en el primero de los días. No vamos a tratar de entender por qué el tipo de interés sube o baja a lo largo de la sesión, simplemente, nos vamos a fijar en si se producen movimientos o no en el tipo de interés y a raíz de qué.

Gráfico 12: Evolución del tipo de interés de la deuda pública a 10 años en EEUU
Gráfico 12: Evolución del tipo de interés de la deuda pública a 10 años en EEUU


Al principio de la sesión, el tipo de interés experimentó pocos cambios. Sin embargo, a las 14:30 horas se movi´o de forma importante hacia arriba, coincidiendo con la publicación del dato de precios de producción, el cual salió por encima de lo esperado.

A las 16:00 horas, se volvió a producir un movimiento importante, aunque esta vez en sentido contrario. Este movimiento coincidió con la publicación del índice de confianza del consumidor y de la producción industrial, los cuales salieron por debajo de las expectativas.

En conclusión, a partir de este ejemplo, se observa cómo, efectivamente, el mercado reacciona cuando se publica un indicador económico y cómo esta reacción puede ser significativa si este dato difiere del valor de consenso.

Volver al índice
2.7. Principales conclusiones de este segundo apartado.
Una lectura rápida de un indicador económico puede llevarnos a extraer conclusiones equivocadas sobre el verdadero comportamiento de una economía.

Distintos indicadores económicos tienen distinto impacto en el mercado. Por ejemplo, un indicador volátil que se refiera a un periodo muy alejado en el tiempo no ocasionar´a cambios importantes en los mercados financieros.
Volver al índice


 
© 2014 Forexmotion, the exchange rates forex market